España necesita un fisioterapeuta, al menos, en cada centro de salud

07 septiembre 2018
Día Mundial de la Fisioterapia

SATSE lanza una nueva campaña de información y sensibilización en la que incide en la necesidad de que haya, al menos, un fisioterapeuta en cada centro de Atención Primaria de nuestro país.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, se ha sumado, un año más, al Día Internacional de la Fisioterapia, lanzando una nueva campaña de información y sensibilización para poner en valor la imprescindible labor que realizan estos profesionales en el Sistema Nacional de Salud, tanto en Atención Especializada como en Primaria, y reclamar especialmente que haya, al menos, un fisioterapeuta trabajando en cada centro de salud de nuestro país.

La campaña, que incluye la distribución de material informativo, como carteles, y la difusión de mensajes a través de medios online y offline, pone el acento en la importancia de aumentar las plantillas de fisioterapeutas en el sistema sanitario público español y, especialmente, en los centros de Atención Primaria, donde existen enormes listas de espera para ser atendidos por estos profesionales. En la actualidad, en España hay solo un fisioterapeuta para atender a 10.000 personas en la sanidad pública cuando la ratio recomendada por la OMS es de uno por 1.000 personas.

SATSE recuerda que la gran mayoría de fisioterapeutas españoles tienen que trabajar en el sector privado, ya que las plazas existentes en los servicios de salud públicos son muy escasas. Una lamentable realidad ante la que las diferentes consejerías de salud no están haciendo prácticamente nada puesto que convocan muy pocas plazas para estos profesionales sanitarios en sus respectivas ofertas públicas de empleo.

Según el análisis realizado por SATSE en las diferentes comunidades autónomas, en la actualidad, los distintos procesos selectivos de empleo público abiertos para fisioterapeutas suman únicamente un total de 722 plazas.  Un cifra absolutamente insuficiente para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos que, cada vez más, requieren la atención de estos profesionales.

Desde el Sindicato se destaca la rentabilidad inmediata, tanto económica como social, que se obtendría con una adecuada dotación de fisioterapeutas, ya que, además de la aportación al bienestar biopsicológico que supone para la persona la recuperación de su proceso patológico, la intervención temprana de estos profesionales conlleva la reducción de los tiempos de baja laboral, así como la recuperación total, en muchas ocasiones, de la funcionalidad y, por tanto, un considerable ahorro en los costes sanitarios.

SATSE incide en que la atención a la cronicidad y dependencia es uno de los principales retos de futuro de nuestro país, dado el aumento progresivo de casos que se están produciendo y, por ello, insiste en la importancia de contar con más fisioterapeutas que puedan dar satisfactoria respuesta al mismo dentro del Sistema Nacional de Salud.

Asimismo, la organización sindical comparte la campaña puesta en marcha por la World Confederation for Physical Therapy, con motivo del  Día Mundial de la Fisioterapia, que resalta el importante papel que tiene la fisioterapia y la actividad física para mejorar la calidad de vida de las personas con algún problema de salud mental.

Por último, desde la organización sindical se defiende la necesidad de cambiar a nivel organizativo y asistencial el actual modelo de atención sanitaria en nuestro Sistema Nacional de Salud para que los fisioterapeutas puedan ejercer todas sus competencias, como aquellas relacionadas con la prevención, asesoramiento y educación. Algo que, en estos momentos, no les es posible.

“Si nos limitamos a ofrecer a los ciudadanos una pequeña parte de todo el potencial que tienen los profesionales de Fisioterapia, estamos desaprovechando, sin lugar a dudas, una oportunidad de oro para tener una sociedad más sana y saludable”, concluye SATSE.