SATSE Castellón consigue que la Conselleria traslade al personal de la Base SAMU del Grao de Castellón a unas nuevas instalaciones

04 diciembre 2017

El Sindicato de Enfermería SATSE en Castellón ha conseguido que la base de SAMU-Emergencias de Castellón, ubicada en el Aeroclub del Grao, sea trasladada a una nueva ubicación tras aguantar durante años unas instalaciones insostenibles.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email
valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

Esta base de SAMU, dependiente de la Conselleria de Sanidad, ha estado en una ubicación pésima y en malas condiciones desde hace años, ya que la base está situada en barracones deficientes, insalubres y en los que vulneran los más elementales principios de prevención de riesgos laborales. 

En 2015, SATSE Castellón denunció la situación del barracón ante Inspección de Trabajo y ante el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo INVASSAT de la Generalitat Valenciana, quienes, tras comprobar la situación, remitieron un Requerimiento a la Conselleria de Sanidad para que pusiera solución lo antes posible. Esta solución pasaba por trasladar la base a una vivienda cercana para que el personal que hacía las guardias contara con unas condiciones dignas de habitabilidad.

Finalmente, la Generalitat Valenciana ha autorizado el alquiler de dicha vivienda, tras ser solicitado tanto desde la Dirección del Departamento de salud de Castellón como desde la Dirección Económica del Hospital La Magdalena, de quien depende directamente esta base de SAMU.  

El Sindicato de Enfermería ha agradecido a ambas direcciones su implicación para buscar una solución al problema, algo que finalmente se ha logrado gracias a la mediación de la Inspección de Trabajo de Castellón.

Situación insostenible

La base de SAMU está instalada en tres casetas prefabricadas que no disponen de agua potable ni hornillo para calentar o preparar la comida –las guardias son de 12 horas-. El acceso a los barracones tiene un desnivel y ha tenido que ser compensado poniendopaletsde obra, que por razones obvias, no es la mejor opción, ya que ello no evita el riesgo de caída.

Las casetas no tienen los cerramientos adecuados y permiten el paso de animales y suciedad. De hecho, periódicamente, tienen que ser desratizadas cuando se detectan heces de roedores dentro de los barracones.

El diferencial de la luz se encuentra ubicado a más de cien metros de los barracones. Es frecuente que, en plena noche, se dispare el diferencial y para restaurar la luz deben hacer un trayecto en la semi-oscuridad.

En lo que respecta al terreno en el que se asientan las casetas, es un firme  de tierra acusadamente irregular y cuando llueve se forman estancamientos de agua y barro que lo hacen impracticable.

El personal que se ve afectado por las lamentables condiciones descritas se integra por un total de cuarenta personas, de los que veinte son enfermeros/as, doce médicos, cuatro pilotos, dos conductores/as de ambulancia y dos mecánicos. En cada guardia de 12 horas hay presente un piloto, un copiloto, un mecánico, un conductor, un médico y un enfermero.

Hundimiento del suelo

En el año 2015, el terreno en el que están ubicados los barracones se hundió recientemente por tres sitios diferentes. Uno de los agujeros, alcanzó más de cinco metros cuadrados de amplitud y casi tres metros de hondo. La rotura del terreno partió las cañerías de las aguas residuales de los barracones y, en consecuencia, el hedor era insoportable, amén de la insalubridad. Los otros dos socavones, de una profundidad de un metro aproximadamente, estaban situados entre la maleza que rodeaba la base de SAMU. 

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email